jueves, 6 de febrero de 2014

PATRIMONIO?



Hace un par de semanas amanecimos en Montevideo con una noticia que sorprendió y conmovió a algunos y de inmediato hizo eco en las redes sociales. En BO nos enteramos por una nota en la web Mira Mama como desaparecía del mapa un edificio que era para muchos un icono en la ciudad. 

Bajo el titulo de "Esto no es el futuro. Paren de demoler Montevideo" hablaban de la demolicion del mitico edificio de la fabrica de alfombras ASSIMAKOS






"Se presentaba un lindo sábado de finales de enero. Me habían llamado unos amigos para ir a tomar unos mates a la plaza y charlar un rato al sol. El plan era bueno y como todavía era temprano se me dio por entrar a internet. Chau felicidad.

"Dolor. Impotencia. Tristeza. Montevideo es una ciudad que no entiende nada. Corrijo, Montevideo es hermosa y algunos montevideanos no entienden nada. Están muy convencidos de querer algo que les vendieron en un render 3D. Así no se construye el futuro."
"No soy de los que quieren hacer de la ciudad un museo ni mucho menos, pero podemos avanzar sin aplastar todo lo que fuimos. Podríamos ir con un poco de cuidado y antes de destruirlo todo parar a ver si vale la pena salvar algo."


"El edificio Assimakos, es obra del arquitecto uruguayo Jorge Caprario (1896 – 1997, falleció a los 101 años!)."
"Manuel Assimakos era un fabricante de alfombras que al ver que su negocio prosperaba decidió construir un edificio exclusivo para la empresa. Según cuenta la nieta del arquitecto, los profesionales de la construcción de aquella época le propusieron a Assimakos diferentes soluciones como naves industriales o galpones, pero el empresario quería que el edificio además sirviera como vivienda familiar por eso no terminaba de convencerle ese plan."
"La esposa de Caprario y la de Assimakos eran amigas, así fue que una le recomendó a la otra visitar a su marido a ver si le podía dar alguna idea. La solución fue bien recibida y la familia tuvo su original residencia con el sello inconfundible de Caprario en la fachada."
"El edificio se mantuvo sin modificaciones hasta que se realizó el ensanche de Av. Italia. Entonces volvieron a llamar al arquitecto para que buscara la forma de adaptar la entrada principal al poco espacio de retiro que les quedaba, corrigiendo desniveles y escalones."
En BO estamos convencidos que el avance arquitectónico es vital para las ciudades y no hacemos apología al estancamiento, pero si creemos que los grandes ejemplos que dan identidad a la ciudad deben ser respetados y la fabrica de alfombras ASSIMAKOS era un ejemplo de esto. Con esto no queremos buscar un culpable, evidentemente, si se tiro era porque se podía, ahora, ¿no se podría haber sacado un mejor provecho de lo existente? 

1 comentario:

  1. Muy buena nota Teo había leído algo de esto pero no lo conocía,
    Que lastima, no solo en BA pasan estas cosas

    ResponderEliminar